• Sofía Figueroa

La Famosa Tiroides

Gatos en cámara rápida / Perros en cámara lenta



Si menciono la glándula tiroides, probablemente sepas que está en tu cuello y que algo tiene que ver con el Eutirox®, ¿verdad?

Pero probablemente no sepas realmente para qué sirve, ni por qué es tan importante mantenerla bajo control.


 

En pocas palabras, la tiroides regula el metabolismo de todos los órganos del cuerpo: les dice cuándo deben estar más activos, y cuándo descansar, como una especie de jefe que indica a sus trabajadores cuándo hay que producir lo más rápido posible y cuándo la cosa está más relajada.


Esta función la realiza a través de sus hormonas, también conocidas como T3 y T4.

En realidad, ambas son básicamente lo mismo, con la única diferencia de que la T4 (o tiroxina) es la forma "viajera" de la hormona, que circula por la sangre desde la tiroides hasta los distintos órganos del cuerpo, mientras que la T3 (o triyodotironina) es la forma "activa", que ya se encuentra en el órgano en el que desempeñará su efecto de reguladora del metabolismo.


El cerebro es el Big Boss del cuerpo, y sus manos derechas para regular a todas las hormonas son el Hipotálamo y la Hipófisis, a quienes llamaremos Eje HH para abreviar. Entonces, la cadena de mando sería la siguiente: Big Boss cerebro manda al Eje HH, que manda a la Tiroides, que manda al resto del cuerpo a hacer su pega. En otras palabras: La tiroides controla básicamente TODO.




Tiroidecosas

Básicamente, el trabajo de la Tiroides es producir hormonas tiroideas (T3 y T4). Por lo tanto, cuando tenemos un "problema de tiroides", las alternativas son:

a) Hay demasiadas hormonas tiroideas (Hiper-Tiroidismo) b) Hay muy pocas hormonas tiroideas (Hipo-Tiroidismo)


El HIPERtiroidismo es típico de los gatos. El HIPOtiroidismo es típico de los perros y humanos.



Fotos: Gato hipertiroideo y perro hipotiroideo. Como el día y la noche, ¿no?



HIPERtiroidismo

Cuando pienso en hipertiroidismo, pienso en un gato en cámara rápida. Generalmente tenemos gatos de más de 7 años (aunque puede aparecer en gatos jóvenes, o incluso gatitos) que presentan uno o más de los siguientes síntomas:

  • Comen mucho o más que lo habitual.

  • Bajan de peso, o se mantienen a pesar de comer más.

  • Les da por hacer sesiones de parkour en momentos aleatorios y sin razón aparente.

  • Pelechan más que lo habitual.

  • Vomitan y/o regurgitan regularmente.

  • Sus uñas están más largas de lo normal, por lo que se quedan enganchados en las telas y a veces suenan como zapatitos cuando el gato camina (topan el suelo).

  • Presentan cambios de humor o personalidad: pueden ser más regalones o más ariscos que lo habitual.


En la foto: Mismo gato, antes y después de desarrollar hipertiroidismo. Nótese el cambio en la expresión, con una cabeza más triangular y "sin mejillas".


Las consecuencias:

- Como el cuerpo funciona "en cámara rápida", también se desgasta más rápido. Como los órganos se sobre-exigen para llevar el ritmo acelerado que exige la tiroides, comienzan a fallar mucho antes de lo esperado.

- Finalmente llega un punto en que la tiroides misma alcanza su límite de funcionamiento, se agota, y deja de producir sus hormonas. A este proceso se le llama "Tormenta Tiroídea", y es similar a lo que le pasaría a un celular con un 1% de batería. Todo funciona, hasta que súbitamente, ya nada funciona. Este es un punto crítico para la salud de cualquier animal hipertiroideo, y es muy difícil sacarlos adelante, provocando en la mayoría de los casos la muerte del paciente.


El tratamiento:

Dependiendo de la gravedad del hipertiroidismo, se puede tratar con un alimento especial reducido en yodo, o un medicamento llamado Metimazol, que debe darse de por vida con reajuste de dosis cada 6 meses. Existe un tratamiento definitivo con yodo radioactivo, aunque ya no está disponible en Chile, y para obtenerlo hay que viajar a Brasil.


HIPOtiroidismo

Ya lo adivinaron. Si el hipertiroidismo produce gatos "en cámara rápida", el hipotiroidismo produce perros "en cámara lenta". Generalmente tenemos perros mayores de 6 años que presentan uno o más de los siguientes síntomas:

  • Comen poco o menos que lo habitual.

  • Suben de peso, o se mantienen a pesar de comer menos.

  • Su nivel de actividad disminuye considerablemente.

  • Pierden pelo en algunas zonas de su cuerpo, generalmente a ambos lados, por ejemplo: la parte de atrás de los muslos o la cola se quedan pelados, o con muy poco pelo. También pelechan mucho y su pelaje muchas veces está seco y opaco.

  • Toman mucha agua, o más de lo habitual.

  • Su orina se torna muy diluida, muy abundante y casi sin color.


Las consecuencias:

- Como el cuerpo funciona "en cámara lenta", no es capaz de producir la energía ni nutrientes que se requieren para el correcto funcionamiento de todos los órganos, por lo que estos comienzan a des-regularizar sus procesos.

- El sistema inmune también se ve afectado, por lo que las infecciones recurrentes como otitis, piodermas o infecciones urinarias son frecuentes.

- A la larga, los órganos van acumulando estas des-regulaciones, lo que puede derivar en un fallo cardiaco, convulsiones, problemas digestivos como estitiquez, megacolon u obstrucción por fecalito, entre otras muchas cosas.


En la foto: Perrita hipotiroidea antes y después de su tratamiento :)


El tratamiento:

Al igual que en los humanos, el hipotiroidismo en los perros se trata con Levotiroxina Sódica (Más conocida como Eutirox®), que es una versión sintética de la hormona tiroidea T4. Se administra por vía oral y vitalicia, con controles para monitoreo de dosis cada 6 meses. Cabe destacar que las dosis de este medicamento, en perros es mucho más alta que en humanos, por lo que mientras una persona toma 1 pastilla todos los días, su perro bien podría necesitar 4 de las mismas pastillas todos los días, por ejemplo.


Cretinismo En ocasiones, el HIPOtiroidismo puede aparecer desde el nacimiento. A esta condición se le denomina Hipotiroidismo Congénito, o Cretinismo (de ahí el insulto "cretino"), y se da tanto en perros como en gatos. Estos animalitos suelen ser mucho más pequeños que sus hermanos, menos activos, más débiles, y comúnmente no viven demasiado, ya que sus órganos frecuentemente no están bien desarrollados.

Los primeros meses son difíciles y suelen requerir cuidados intensivos, pero si se pesquisa y comienza el tratamiento a tiempo, pueden vivir varios años, tomando levotiroxina sódica como cualquier otro hipotiroideo.



En la foto: Dos hermanas schnauzer gigante de 8 meses, de la misma camada. A la izquierda la cachorra sana, a la derecha la diagnosticada con cretinismo, o hipotiroidismo congénito. Nótese la diferencia de tamaño, actitud y proporciones.



¿Quieres saber más?

Comenta con tus dudas o aportes, o escríbeme directamente!

50 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo